Advierten que Mar del Plata está al borde del colapso: "Estamos llegando al punto de tener que elegir a quién conectar"

Con algunas instituciones al 100% de su capacidad, se calcula que quedan 120 camas de cuidados intensivos disponibles. La comunidad médica ruega extremar los recaudos.

7 de septiembre de 2020

Con algunas instituciones al 100% de su capacidad, se calcula que quedan 120 camas de cuidados intensivos disponibles. La comunidad médica ruega extremar los recaudos.

Los casos de coronavirus se incrementan día a día y la situación epidemiológica se recrudece minuto a minuto. Hoy apenas quedan 120 camas de cuidados intensivos disponibles entre el sector público y privado. El colapso sanitario es inminente al punto que la ciudad se encamina a la encrucijada de tener que elegir a qué pacientes asistir y a quiénes no.

Ralph Vargas Martínez, jefe de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Interzonal General de Agudos (Higa), aseguró que la ocupación de camas a la fecha está prácticamente saturada, tal como ya ocurrió en algunas instituciones. "Hace diez días alertábamos que teníamos una ocupación del 80%. Esto desgraciadamente es dinámico y en estos momentos tenemos una ocupación del 90%. Si el panorama ya era preocupante, ahora lo es mucho más", razonó.

El médico intensivista aseguró que "el gran problema" es el recurso humano disponible, más allá de la cantidad de camas, monitores, respiradores e infraestructura. "Aunque tengamos camas, no tenemos gente para atender. El personal ya era insuficiente y ahora es más aún. Esto nos lleva a plantearnos seriamente ante qué situación va a estar el sistema sanitario, pero en general los intensivistas", sostuvo a la vez que especificó que entre aislados por prevención o infección, el 40% de los trabajadores de la salud están afectados por el avance de la pandemia en General Pueyrredon.

"Las proyecciones que manejamos es que en dos o tres semanas el número de pacientes se va a incrementar. Tenemos mucho temor que se repita esto que se dio en otros lugares del país donde ya no hay capacidad. No queremos llegar a la tremenda instancia, a la cuál ya estamos llegando, de tener que elegir a qué pacientes conectamos a un respirador y a quiénes no. Estamos llegando a ese punto", alertó.