Nueva caravana: propietarios no residentes rumbo a Mar Chiquita

Decenas de personas anunciaron una movilización simultánea desde Mar del Plata y desde el Área Metropolitana de Buenos Aires para el sábado 26 de septiembre.

15 de septiembre de 2020

Decenas de personas anunciaron una movilización simultánea desde Mar del Plata y desde el Área Metropolitana de Buenos Aires para el sábado 26 de septiembre.

Con punto de encuentro en Aquasol. Reclaman a Paredi para acceder a sus propiedades bajo estrictos protocolos.

Desde el Amba y desde Mar del Plata, una nueva caravana tendrá lugar en la provincia de Buenos Aires -de no mediar solución antes-, programada para dentro de dos semanas por propietarios no residentes del distrito de Mar Chiquita.

Luego de lo sucedido en los partidos de La Costa y Monte Hermoso el mes pasado, un grupo de personas de Mar del Plata y la zona del Área Metropolitana de Buenos Aires con segundas viviendas en Mar Chiquita, se unió para organizar una caravana hacia Aquasol, el punto de encuentro elegido para la movilización pautada para el 26 de septiembre próximo.

De la protesta ya confirmaron participación más de 50 vehículos, que llevarán un pedido claro: ser recibidos por el intendente Jorge Paredi. Los petitorios ya cursados a las autoridades municipales desde hace tiempo acumulan cientos de firmas.

"Si tenemos alguna respuesta desde el gobierno comunal, la caravana obviamente se desactiva" explicó Martín, uno de los coordinadores de la movilización, en diálogo con 0223.

La intención de los propietarios no residentes de ingresar a Mar Chiquita lleva ya varios meses de espera, y la sensación es que, sin efectuar algún reclamo, la falta de respuesta se dilatará.

"Por julio, después de que ya habían pasado 90 días, empezamos a tomar contactos con algunos referentes de la municipalidad, con algún concejal, un delegado, para empezar a plantearles cómo podíamos llegar a hacer para acercarnos a ver nuestras casas. Hay gente que se le voló un techo, a otro un portón. Nosotros entendemos la situación sanitaria, y propusimos todo tipo de opciones, desde un esquema de ingresos por turno a ir solo una persona por grupo familiar", describió Martín sobre las primeras gestiones. 

El tiempo pasó y las contestaciones fueron pocas. Por eso, los propietarios no residentes decidieron ir más allá: elevar un protocolo, diseñado en base a otras directrices oficiales.

"No queremos entrar a cualquier costo. Nadie se quiere contagiar. Es muy completo, habla de aislamiento en la estadía, de poner pulseras a las personas llegadas o señales en los autos, incluso con total predisposición ante las autoridades de salud locales", detalló este propietario de la localidad de La Caleta.

Aunque son sobradas las muestras de que la situación poblacional en Mar Chiquita ha variado en la última década, el último índice oficial es el del censo del 2010: el 54% de los propietarios del partido no residen en el distrito. Y si ese universo se circunscribe solo a la región costera, desde el balneario parque de la laguna de Mar Chiquita hasta Frente Mar, ese porcentaje es del 66%.

La pandemia preocupa y los propietarios no residentes también acumulan su disgusto propio. "Se armó un grupo de Facebook, otro de WhatsApp. El petitorio tiene más de 1.400 firmas. Se mandaron tres o cuatro notas más, con respuestas muy dilatorias. Y el pasado 8 de septiembre, cuando el tema debía ser tratado en el Concejo Deliberante, nos enteramos que no hubo consenso y el debate se postergó. Ya está, después de seis meses, si es que no hay respuesta, nos movilizaremos de forma pacífica para llegar y pedir por el intendente", concluyó uno de los organizadores de la caravana marchiquitense.

Fuente: 0223